jueves, 16 de febrero de 2012

Nicki Minaj En Los Grammy 2012: Posesión Demoniaca Más Allá De La Ficción

Luego del mega ritual illuminati presentado por Madonna en el Superbowl, muchos espectadores probablemente se preguntaban como esto podría llegar más lejos. La respuesta no tardo demasiado y de alguien con muchos menos años en la industria de la música: Nicki Minaj.




Quisiera aprovechar este curioso evento para explicar que tan relacionado están estas personas con la verdadera posesión demoniaca. Y es que muy aparte de la versión "Exorcista" presentada por Nicki Minj en los Grammy 2012, la industria musical ha sido tomada por verdaderas fuerzas ocultas que lastimosamente los miles de fans aún no pueden ver.

La mayoría de estos artistas impulsa una agenda predeterminada, principalmente basada en la aceptación de una sola religión mundial. Esta es por supuesto, el satanismo, el cual ellos ya han aceptado y es su principal fuente de poder. La razón por la cual esta doctrina es tan digerible para ellos es porque bajo sus creencias Lucifer es el verdadero Dios, el portador de la “sabiduría y la luz”. Es esta gnosis la que los libra de los conceptos básicos del bien y del mal y por la cual trabajan para su aceptación en la sociedad. Cuando un músico empieza su carrera debe enfrentarse a un grupo de elite muy cerrado, si al menos quiere tener la oportunidad de crecer en este medio, tiene que someterse a este grupo de poder y a sus nuevas creencias espirituales. Es aquí donde nacen los artistas prefabricados que terminan siendo títeres de la industria, solo con el fin de proyectar mensajes simbólicos a millones de personas.

Otro punto importante es que estos artistas funcionan como canal para estos espíritus. De cierta forma ellos son poseídos por estas entidades las cuales también funcionan como fuente creativa para sus canciones. Esto es posible solo si la persona acepta el "contrato", lo que comúnmente se denomina vender tu alma al diablo por éxito y posesiones materiales. Esto como sabemos no se aplica solo en la industria musical. El iniciado en una sociedad secreta debe entregar su don o dones al "Gran Maestro" (Lucifer) de tal forma que su carrera será impulsada y auspiciada por fuerzas más allá de las físicas. Si el aprendiz masón ejerce una profesión como la arquitectura, el tendrá que representar en sus construcciones la simbología masónica como aporte al "Gran Plan". Si por otra parte, eres diseñador o ilustrador, tu trabajo también tendrá referencias a Lucifer o el muy usado "el ojo que todo lo ve". En el caso de los escritores, la ciencia ficción disfraza muy bien las doctrinas gnósticas y nueva era. Si bien estas personas no tienen el look de exorcista, están muy cerca a la posesión de espíritus, solo basta analizar sus obras y entender su simbología. Estaremos extendiendo estos temas en próximos artículos y su relación con la misteriosa muerte de Whitney Houston.

FUENTE: http://contraelnwo.blogspot.com/


21221223435 por YardieGoals.

Compartir

0 comentarios: