viernes, 11 de diciembre de 2009

"Proyecto Monarca" Control Mental Basado En El Trauma Parte I

El 28 de noviembre de 1953, un decepcionado y deprimido Dr. Frank Olson se arrojó de un décimo piso en un hotel de New York. Olson era desde hacía mucho tiempo un científico de la Chemical Corps Special Operations División -División de operaciones especiales del cuerpo químico, del Ejército estadounidense-, sus problemas comenzaron en la reunión que tuvo lugar nueve días antes.

Esta reunión era organizada por Sidnet Gottlieb, jefe del Technical Services Staff, de la CIA, sin saberlo los demás asistentes a la reunión, Gottlieb llevaba consigo una cantidad de LSD y deseaba probarla con ellos. En un momento dado, vertió LSD en la bebida de Olson y se sentó a esperar los resultados. Olson tenía una personalidad muy sociable y era amante de las bromas, pero pronto comenzó a sufrir unos desagradables efectos colaterales. Ben Wilson, otro de los asistentes, luego recordaría que Olson estaba psicótico. Gottlieb y su jefe, el director de Central Intellingence, Allen Dules, iniciaron un ocultamiento de los sucesos que ocasionaron la muerte de Olson, ese ocultamiento duró veinte años.

En riesgo estaba el super secreto proyecto de la CIA, el MK-ULTRA, el cual había crecido desde un programa anterior conocido como BLUEBIRD. Originalmente BLUEBIRD fue concebido para contrarrestar los avances soviéticos en tecnologías de lavado cerebral. Las intenciones de la CIA tenían otros objetivos. Un primer objetivo fue estudiar métodos para, a través de los cuales, el control del individuo en cuestión fuera alcanzado. Esta experimentación se basó en la narco-hipnosis, o la combinación de drogas y una cuidada programación hipnótica. Siempre evolucionando, el proyecto BLUEBIRD, fue luego conocido como ARTICHOKE y transformado en un programa ofensivo de control mental que aunaba las divisiones de inteligencia del Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y el FBI.

El fin del proyecto fue delineado en un memorando de enero de 1952, que ominosamente preguntaba “¿Podemos tomar control de un individuo, al punto donde éste hará nuestra voluntad, contra la suya propia, y aún contra las propias leyes fundamentales de la naturaleza y la autoconservación?"

Se formó un equipo de trabajo en la CIA que pudiera viajar, al momento de ser notificados, a cualquier lugar del mundo. Su tarea era testear nuevas técnicas de interrogación, y asegurarse que las víctimas no recuerden nada de ese interrogatorio. Toda clase de narcóticos, desde marihuana a LSD, heroína y pentatol -también llamada la droga de la verdad- eran regularmente usados, eso sin contar, con las que sus equipos de investigación les abastecían. A pesar de los pobres resultados iniciales, los programas de control mental de la CIA afloraron. El 13 de abril de 1953, el super secreto MK-ULTRA fue creado.

Su fin era mucho más amplio que todos los proyectos anteriores, y sólo tenían acceso los mandos más altos de la CIA. El MK-ULTRA era considerado como un paraguas para OTROS 149 SUB-PROYECTOS. Muchos de estos tenían que ver con el testeo ilegal de drogas, otros mientras tanto, tenían que ver con la electrónica. Uno en particular exploraba la posibilidad de activar un organismo a control remoto. Una esfuerzo en común era lograr una técnica de lavado de cerebro para convertir individuos en mensajeros y espías sin que ellos lo supieran, también podrían convertirse en un futuro, en terroristas que acometieran acciones que les supusieran beneficios, algunos de ellos inconfesables, como pudieran ser, atentados en su propio país para crear una atmósfera de pánico que supusiera la restricción de todas las libertades fundamentales- ¿les suena esto a algo?

Desde siempre la CIA estuvo impedida por el Congreso de tener poder de policía o de seguridad, sólo estaba autorizada a hacerlo fuera de los EE.UU. Pero desde su mismo comienzo, el MK-ULTRA quebró esta prohibición congresional y comenzó a testear sobre impávidos ciudadanos noerteamericanos.

Quizás por esta razón, nunca se sabrá a ciencia cierta hasta que nivel llegó la ilegalidad del MK-ULTRA, ya que Richard Helms, director de la CIA y mentor del proyecto, ordenó la destrucción de toda la documentación existente, esto fue en 1973, cuando Helms terminó su mandato. Por suerte muchos documentos sobrevivieron a causa de un mal archivado y vieron la luz al final de los años 70s.



Un proyecto, llevado a cabo por Harris Isabel, director del Servicio del Hospital Público de Kentucky, fue el responsable de un aparente cese en las operaciones del MK-ULTRA. Consistía en aplicar grandes dosis de LSD, mescalina, marihuana, escopolamina y otras a unos internos de raza negra. A cambio de participar les inyectaba morfina, hasta tres veces al día. Cuando esto llegó al senado, en 1975, Isabel dio a entender que no había contradicciones al proveer estas drogas duras a unos adictos. Considerado esto una violación pública, la CIA anunció el cese de todas sus operaciones de control mental.

Víctor Marchetti, un veterano de la CIA, revelaría la falsedad del anuncio. Dijo que el cese de las operaciones no era más que una cubierta, apoyada por declaraciones de la CIA sobre la falta de resultados favorables. Miles Copeland, otro veterano, afirmaría que el Congreso sólo tuvo un leve vistazo sobre las operaciones secretas que se llevaban a cabo. Otra fuente dentro de la comunidad de inteligencia dice que los esfuerzos de la CIA posteriormente se centraron en la psicoelectrónica, ya que la narcohipnosis ya había dado todo lo que era posible, el futuro era la combinación de ambas técnicas, la sumisión total.

El Dr. José Delgado, un neurofísico de la Universidad de Yale estaba particularmente interesado en la estimulación electrónica del cerebro. Descubrió que mediante el implante -¿implante, nos suena?- de una sonda en el cerebro era posible ganar enorme poder sobre el control de una persona. Esta sonda operaba por ondas de radio de FM y podía inducir un sinnúmero de emociones humanas.

El Dr. Delgado anunció que sus hallazgos demostraban la desagradable conclusión de que el movimiento, emociones y conducta pueden ser dirigidos por fuerzas eléctricas.

El próximo paso fue la miniaturización de dichas sondas, para pasar posteriormente a las microondas. Ubicando un voluntario dentro de un campo electromagnético y usando ondas de radio específicas, era posible modificar las ondas cerebrales. Esto fue el descubrimiento del Dr. Ross Adey, de la Universidad de California.

El Dr. Joseph Sharp, del Instituto de Investigaciones del Ejército logró transmitir palabras a través de microondas. Ubicado dentro de un flujo electromagnético, Sharp podía entender claramente palabras transmitidas a él por un compañero. Otros adelantos continuaron hasta 1974, cuando el Dr. Scapitz, científico con fondos del Departamento de Defensa tuvo una gran idea. Él buscaría cambinar los estudios del Mk-ULTRA con las nuevas tecnologías de microondas. En un desliz el Dr. Scapitz declaró que “Se proyectará la palabra del hipnotista, mediante la energía modulada electromagnética, a las zonas subconscientes del cerebro del individuo”

Aclaró también que esto sería posible sin la necesidad de emplear receptores o transmisores de mensajes.

Por primera vez, los agentes tenían la posibilidad y habilidad para penetrar la mente de un individuo, incluso sin manipulación previa y sin que éste lo notara. Desde entonces poca cosa o nada de información ha sido revelada. Actualmente existe la evidencia que estas tecnologías están ocultas dentro de las iniciativas del Nuevo Orden Mundial y su gobierno oculto. En un anuncio de 1995 se divulgó que las armas de NLD serían transferidas al area de aplicación de la ley. Esta operación conjunta conocida como "Operations other than war", abre la puerta para la milicia en el terreno civil. El objetivo propuesto sería el mayor control del narcotráfico, actividades criminales y terrorismo. ¿Les suena?

Un proyecto derivado fue el Monarca, el proyecto que más agentes DID (Desorde de Personalidad Múltiple) se programaron. Según trabajadores y testigos, cerca de 40.000 personas fueron torturadas y programadas. El objetivo del Proyecto Monarca, fue crear humanos robots. Debido a tal cantidad de disociados creados, se utiliza el término Monarca a todo esclavo con control mental basado en el trauma. Algunos Monarcas programados para ser agentes sexuales se les tatuaron una mariposa y los agentes para asesinato con una rosa. Los tatuados con un pájaro eran del proyecto Bluebird. El nombre se debe a la mariposa Monarca (Monarch en inglés), ya que aprende donde nació y transmite este conocimiento a la siguiente generación mediante la transmisión genética, del mismo modo que la mariposa, los humanos transmiten genéticamente de generación a generación la habilidad de disociarse.

Muchos de los niños que fueron víctimas de este proyecto han salido a dar su testimonio. Como Arizona Wilder, Bryz Taylor, Cathy O'Brian., Duncan O'Finionan, Andy Pero, "Svali", Cisco Wheeler, Leo Zagami etc.

En el caso de Arizona Wilder, fueron necesarias varias seciones de hipnotismo, con el fin de recobrar y unir su memoria fragmentada. Años después difundió información detallada acerca de los métodos con los que fue torturada de niña y la influencia de las sectas secretas que manipulaban el proyecto.



Otra víctima del proyecto MK ULTRA, Cathy O’Brien, usada como esclava sexual en rituales pedófilos junto con su hija Kelly. Fue desprogramado por el psiquiatra y esposo Mark Philips. Junto con él publicaron TranceFormation of America (1995) y Access Denied: For Reasons of National Security (2004). Donde explica también control mental al que fue sometida desde niña.

A diferencia de Cathy O’Brien, Duncan O'Finionan participo en el proyecto "Talent", que consistía en la manipulacion mental con el fin de crear asesinos y supersoldados. Duncan asegura que es uno de los pocos sobrevivientes de este proyecto que comenzó en 1966.



Cisco Wheeler, que tenía el cargo de “Mother of Darkness” dentro de la logia Illuminati. (logró ser desprogramada por un acuerdo mutuo entre sus “mellizas”). Conoció a Fritz Springmeier, conferencista e investigador conocido por el libro "The Top 13 Illuminati Bloodlines” (1995). Donde explica como el linaje de estas 13 familias Illuminati se ah mantenido y se sigue manteniendo por décadas. Juntos, Cisco Wheeler y Fritz Springmeier publicaron lo que para mi fue uno de los mejores libros donde se exponen paso a paso el proceso de programación mental, “The Illuminati Formula Used to Create an Undetectable Total Mind Control Slave” (1997) link

La familia Wheeler es una ramificación de la Collins, una de las 13 familias Iluminati más importantes. El padre de Cisco Wheeler, General Earle Grant Wheeler(Gran Maestro dentro de la jerarquía satanista ), fue el jefe de la armada en la guerra del Vietnam, guerra utilizada para el tráfico de opiáceos y según Wheeler su padre y ella son descendientes del General Hiram “Ulises” Grant, (foto de la derecha) jefe del Conjunto de Jefes la armada en la Guerra Civil de USA. Los Wheeler dentro de los Iluminati fueron una importante familia de programadores. Una de mis razones de preferencia por los dos libros citados es debido que la información dada es de primera mano, juntamente con sus investigaciones.

Desde 2004 Fritz Springmeier fue sentenciado nueve años acusado de ser el cabecilla de un grupo de ladrones que robaron en un banco. Los criminales atracaron el banco hacía varios años, obviamente, agentes de inteligencia ofrecieron a los ladrones recortes de sentencia, ya que cuando acusaron a Springmeier como cabecilla sus penas disminuyeron. La única prueba con que acusaron al escritor fue una grabación de una cámara de seguridad, donde los auténticos ladrones salen con la cara cubierta. Después del asesinato el método predilecto para neutralizar los “terroristas”, que atentan contra los intereses de la Familia, es el aprisionamiento seguido de la desacreditación.



FUENTE: http://contraelnwo.blogspot.com.ar/

Compartir

0 comentarios: